¡Feliz primer cumpleaños Alejandro!

Hola hijo,

Todavía no me creo que te llame hijo. Hace un año estabas en mi barriga, y a las 9.37 de un 6 de junio saliste a ver el mundo. Tú siempre has sido de madrugar.

Quería escribirte algo que pudieras leer dentro de unos años. Un añito no se cumplen todos los días. Te escribo con un nudo en la garganta, y es que a veces, querer duele. Pero merece la pena.

En ocasiones, el dolor es bueno. Y este dolor es tan bueno que me corta la garganta y se me hace un nudo cuando hablo de ti.

¡Alejandro, en un año me has hecho tan feliz! No te haces una idea de lo que significa tenerte como hijo. Y supongo que todas las mamás pensarán lo mismo de sus hijos. Pero tu eres mi hijo.

No sólo has traído felicidad a mi vida. Has llenado la vida de cientos de mamás que pronto lo serán gracias a ti. Eres luz hijo. Algún día comprenderás lo magnífico y grandioso que significa tu llegada para todas estas mujeres.

El 6 de junio del año pasado habían miles de personas pegadas a las Redes Sociales esperando que mamá anunciara tu llegada. Otras mamás me preguntaban constantemente si ya estabas en el mundo. Y cuando lo anuncié, fue una revolución.

Hijo, cuando leas estas palabras, estés donde estés, ven a buscarme y abrázame muy fuerte, porque estoy segura de que lo necesitaré. Por que siempre necesitaré de ti y de tus besos y abrazos. Ojalá nunca se me acaben.

Cuando mamá quería tener un bebé, soñaba todas las noches con que fueras un niño fuerte, inteligente, respetuoso, cariñoso y bueno. Le pedía que vinieras pronto. Que no podía pasar más tiempo sin ti. Quería dormir contigo todas las noches y que me abrazaras porque querías estar conmigo. Y sin duda, me lo dieron. Te trajeron hasta mi y te pusieron en la barriga de mamá.

Quizás algún día me preguntes porqué tus amigos tienen papá y tu no. Cariño, mamá te quería tanto que no podía esperar a tener un papá. Tu estabas ya en mi pensamiento y una doctora me dijo que no necesitaba papá para tenerte, que si yo quería, podía tenerte yo sola. Y así lo hice. No quise esperar más para que estuviéramos juntos.

26 semanas de embarazo

 

Hoy cumples un añito y mamá se ha tomado el día libre para estar contigo y tus amiguitos en el cole. Luego nos iremos a jugar y pasaré todo el día contigo. Porque no hay nada en este mundo que me haga más feliz que estar contigo. Y sé de buena tinta que no hay nada en este mundo que te guste más que estar con mami, ¿a que si?

El domingo pasado estuvimos celebrando tu cumple con toda la familia, y es verdad que mami no preparó mucha decoración, ni globos ni nada de eso, pero ya verás como te das cuenta de que lo importante no es que llenemos la habitación de dibujos, si no son los nuestros. Te darás cuenta de que lo importante es el tiempo que podamos pasar con las personas que más queremos. Y yo sé que para tí es importante pasar tiempo con las tías, con los “abus”, con Laia y con mami. Así que mamá preparó una paella, una “pisci” para que pudiérais bañaros y muchos juguetes. Ya verás como cuando veas las fotos te acordarás de lo bien que lo pasaste en tu primer cumple. Estoy segura de que te acordarás 😉

Desde que naciste, incluso antes de que nacieras, personas que no te conocen te regalan cientos de cosas durante todo el año. No necesitan que sea tu cumpleaños y, la verdad, mamá no quiere comprarte más juguetes por tu cumpleaños, ni tampoco ropa. Tienes mucho más de lo que un niño podría desear, y por un lado me encanta que te regalen tantas cosas, porque lo hacen con amor y cariño, pero por otro lado, no quiero que te conviertas en un niño materialista, así que mamá ha decidido empezar a racionarte todo lo que nos llegue.

Pero hijo, yo no quiero regalarte juguetes ni ropa. Yo quiero regalarte tiempo. Tiempo para estar con mamá. Para que podamos jugar en el parque, llevarte a los columpios que tanto te gustan y que nos vayamos a la playa a pasar todo el día jugando en la arena a hacer castillos.

Porque cuando los dos seamos mayores quiero que recuerdes todo el tiempo que pasamos juntos. Quiero que recuerdes que para mamá su trabajo era importante, ¡muy importante! Pero tú lo eres más. Así que prepárate, porque si tu quieres, vamos a pasar muchas horas juntos.

Durante este año que has estado fuera de la barriga de mamá hemos pasado momentos buenos y malos, mejores y peores, pero los hemos pasado juntos. Cuando mamá ha tenido un mal día, no sé cómo, pero te has dado cuenta. En seguido venías para que te diera tetita y supongo que así, me demostrabas que estabas a mi lado.

Hemos pasado malas noches, la verdad es que te gusta mucho la tetita… Cuando tenías unos días, a mamá le costó mucho que te cogieras, ¡pero jolin! ¡Te has cogido bien! A veces pienso que ha llegado la hora de quitártela por que en serio, hay días que eres agotador con tanta tetita. Pero luego pienso; “Jo, ¡con lo que le gusta! Esperaré que él también decida no querer más.” Así que tranquilo, porque de momento tendrás “teti” 😀

Te decía que durante este año hemos tenido malas noches; unas por la “teti” y otras porque no te querías dormir o porque estabas malito. Pero mami ha aguantado contigo cada una de ellas. A pesar de que hayan habido malas noches y algún día, te aseguro hijo que ninguno de esos días los cambiaría por mi anterior vida; antes de que tu existieras. Volvería a pasar por lo mismo. Los pinchazos cuando me hormonaba, la inseminación, el embarazo, los cólicos, la cesárea. Si me dijeran que tengo que volver a pasar por ello para conocerte, lo haría con los ojos cerrados un millón de veces más.

Sólo quiero que sepas que te quiero. Que hagas lo que hagas te querré siempre.

Hay gente que no entiende por qué pasamos tanto tiempo con los “abus” en vez de pasarlo con otros amiguitos y amiguitas. Pero a nosotros nos da igual lo que piense la gente, ¿verdad? ¡ a estas alturas…! Para quien no lo entienda les contaremos que pasamos tanto tiempo con ellos para no arrepentirnos en un futuro.

Porque dentro de muuuuucho tiempo (esperamos que muuuuucho) los “abus” ya no estarán contigo y con mamá y mamá quiere disfrutar y exprimir todo el tiempo del mundo con ellos. Para que en un futuro nos acordemos de nuestras vacaciones a Lloret de Mar, de los fines de semana en el chalet, de las cenas y comidas en el Goya y de las paellas de los domingos. Para que dentro de unos años recuerdes a los “abus” como yo recuerdo a los míos, pero con muchos más recuerdos. Por que hijo, no te olvides, mamá te quiere, pero los “abus” dan la vida por ti y por Laia.  Y es por eso por lo que pasamos tanto tiempo con ellos. Para no arrepentirnos en un futuro. ¿Con quién mejor que con ellos para pasar el tiempo?

Así que hijo; ¡feliz primer cumpleaños! Ojalá todos los años de tu vida seas tan feliz como lo has sido en tu primer año de vida, porque sólo hay que ver tu cara… ¡y la mía!

Te ama siempre, mamá.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *