Mi plan de parto en el embarazo

por Mama Soltera

Un plan de parto es un documento que las madres dejamos por escrito para expresar nuestros deseos, preferencias, expectativas… sobre el proceso de parto y nacimiento de nuestros bebés.

Siempre que sea posible, y la medicina lo permita, se respetará al máximo los deseos de la madre. Es decir, si el bebé y la madre no corren ningún peligro a la hora de llevarlo a cabo.

Cuando se trata de un parto en un Hospital privado (como es mi caso) has de comentar tu plan de parto con tu ginecólogo, y también puedes entregarlo por escrito en el Hospital para que te den una copia firmada. De este modo queda reflejado y en el caso de que no se cumplan tus deseos, repito, siempre y cuando tu estado de salud y la del bebé lo permitan, puedas reclamar. Es decir, que no sea un”capricho” de tu ginecólogo el negar tus deseos para el parto.

En la Seguridad Social en España puedes entregarlo en el servicio de atención al usuario del hospital, personalmente o bien por correo administrativo. En esta ocasión, también deben de darte una copia sellada y compulsada para que quede bien definido tu plan de parto.

En cualquiera de los dos casos, yo me llevaría una copia por escrito en la carpeta con la documentación que te lleves al hospital el día que vayas a dar la luz. De esta manera te aseguras que, en caso de que te asista una matrona distinta a la que esperabas, tengan claras tus expectativas.

Lo normal es que el plan de parto lo elabores y lo comentes con tu matrona o ginecólogo entre la semana 28 y 32. Pero cualquier momento es bueno para poder realizarlo. Puedes empezar a realizarlo cuando quieras e ir modificándolo o añadiendo puntos que sean importantes para ti.

Ten en cuenta que en el momento del parto podrás modificar cualquier punto, no es algo rígido y riguroso. Sólo son tus deseos para el día del parto.

Hoy os contaré cómo se supone que será mi parto, cómo mi Doctor (Clínica Blanes) me contó en las clases de pre parto que, en principio, y si no hay sobre saltos, será. Estos son MIS deseos, evidentemente cada una de vosotras deberá valorar los pros y los contras de cada una de las decisiones, y sobre todo; ¡haced caso de vuestros médicos!

A ver, todo dependerá de si me pongo de parto “de forma natural” es decir, no inducido, que no sea cesárea programada… Además, tener en cuenta que yo daré a luz en un Hospital privado, el Hospital Nisa Nueve de Octubre de Valencia. 

En un principio, vamos a suponer que el parto no será inducido ni programado, es decir que empiece a tener contracciones, o que de repente rompa aguas, en cualquiera de los dos casos, tendré que llamar a la matrona por teléfono y según lo que le cuente que está sucediendo tendremos que ir sin perder un segundo al Hospital o podré tomarlo con mayor relajación. Es decir, si rompo aguas y las aguas son claras, me dará tiempo a ducharme, arreglarme, vestirme… Pero si las aguas son oscuras, significará que puede existir una infección, por lo que el tiempo de acción es mucho menor, ¡nos tocará salir corriendo en tal caso!

Al llegar al Hospital tendré que entrar por la puerta principal, no por Urgencias y dirigirme donde la matrona me haya especificado por teléfono.

Una vez allí, la matrona decidirá si bajo directamente a dilatación o si me ingresan porque todavía estoy “verde”. Y a partir de aquí es donde deben empezar a cumplirse mis deseos para mi plan de parto.

En la habitación podrán estar varias personas, concrétamente mi deseo es que únicamente estén mi padre, mi madre y si la fecha prevista de parto se cumple, también mis hermanas. Quiero tranquilidad. Nada de gente dando vueltas poniéndome nerviosa.

Durante la dilatación (es otra habitación) sólo podrá acompañarme una persona, que yo he elegido que sea mi madre. Aunque durante todo el proceso de dilatación podrán intercambiarse si quieren. La cuestión es que sólo una persona puede estar en la sala de dilatación conmigo. No dos ni tres.

Lo primero que hacen es ponerte un enema (también es mi deseo). Un enema sirve para poder vaciarte el intestino de heces. Y con mucha lógica. Lo hacen porque muchas mujeres defecamos, debido a la fuerza que realizamos empujando a la hora del parto y evidentemente, con una distancia de tan sólo un par de centímetros entre la vagina y el ano, cuando el bebé salga puede tragar parte de tus heces…Y eso, ¡no es nada bonito, ni agradable, ni saludable!

Yo a la habitación me llevaré la pelota de pilates y algo de música con los auriculares para relajarme con las contracciones.

Después, te administran oxitocina, que hará que tus contracciones se puedan controlar.

También podéis elegir si queréis que os rasuren para el parto o no. Yo no quiero que me rasuren, pero eso lo decidirá el Doctor, no me importa. Pero no es necesario.

Cuando el médico lo considera te preguntará si quieres o no la anestesia epidural. Yo por mi parte, no la pediré ¡la gritaré! 😀

Si no deseáis epidural, existen otro tipo de analgesias, como óxido nitroso o inyecciones de agua estéril. Podéis elegir.

Hubo algo que me explicó mi Dr. en las clases de pre parto sobre la epidural, y si antes estaba convencida de utilizarla, después de su explicación, aún más.

El Dr. Blanes me contaba que el parto es una fase muy dura que la mujer debe pasar para ser madre. Digamos que es como jugar dos partidos de tenis seguidos y sin parar a descansar. El agotamiento con el que la mujer llega al final del parto es máximo, tanto físico como mental. Por esta razón, la epidural nos ayuda a llegar al momento en el que nos encontramos con nuestros bebés mucho más descansadas y por lo tanto, podremos cuidar de ellos mucho más “aliviadas” ya que la anestesia epidural favorecerá que nos encontremos menos agotadas. Y creo que es una explicación de lo más acertada.

Muchas mujeres sufren depresión post-parto por muchos motivos, pero uno de ellos es que cuando llegamos al momento de cuidar de ellos nada más nacer, estamos tan agotadas e irritables, que nada sale bien, y nos creemos “malas madres” por no poder cuidar de nuestros hijos. Si llegamos a ese momento habiendo descansado un poco, seremos más capaces de estar tranquilas con ellos.

Ojo porque esto es sólo una razón. No por esto es mucho mejor la epidural. Cada mujer tendrá una visión distinta y lo verá desde otra perspectiva totalmente válida. Repito, estos son MIS deseos y MIS razones. Cada mujer tendrá los suyos.

El médico puede considerar llegado este momento si te realiza o no una episiotomía. Yo lo dejaré a elección del médico. Considero que debe ser él quien debe decidir. Si cree que me puedo desgarrar… ¡que la haga!

Una vez llegada la hora del expulsivo, o de la cesárea, será mi madre quien me acompañe. Con ella estaré tranquila y sé que me ayudará en el momento más importante.

plan de parto mama soltera

Será el Dr. Blanes quien corte el cordón umbilical, pero podéis pedir cortarlo vosotras o vuestra pareja. De este modo también le hacéis partícipe a él o a ella.

La verdad que me hubiese gustado donar la sangre del cordón umbilical, pero al tener yo Hepatits C, evidentemente, no me lo permiten. 🙁 Tampoco guardarlo.

En ese mismo momento, y si el parto ha seguido su rumbo con completa normalidad tanto para mi como para el bebé he pedido hacer piel con piel, al menos unos minutos. Después el pediatra se llevará a un lado de la habitación a #BabyAlejandro para limpiarle, aspirarle, mirar que todo esté bien, administrarle la vitamina K, ponerle las gotitas en los ojos… Es decir, todo lo que necesite hacerle en el momento en que nace.

Acto seguido, las enfermeras le visten. ¡Sin bañarle! La capita de grasa con la que nacen es muy importante que no se la quitemos, ya que les protege en sus primeras horas de vida. Además yo he pedido no lavarle en el Hospital, que nadie lo lave. La primera vez le lavaré yo a los pocos días, cuando lleguemos a casa. Evidentemente se le lavará el culete cuando se haga caca o pipi, pero nada más.

¿Y qué ropita le pondrán nada más nacer antes de volvérmelo a dar? El feto dentro de nuestro útero está a unos 37 grados y cuando salen, la diferencia son 15 grados o más. El Dr. me ha pedido que para tal caso baje al paritorio; 1 body, 1 pañal, 1 gorrito, las manoplas y una toca para envolverle.

Después de ese momento ¡no nos separamos más!

A la habitación subimos los dos juntos en la cama. No lo llevan en una cunita. De este modo, los dos somos protagonistas, si no, todos se irían a ver a Alejandro y olvidarían a mami. ¡Pues me parece muy buena idea que lo hagan así!

Otra cosa que quiero dejar claro antes de terminar es ante todo y por encima de cualquier deseo, lo primordial para mi es que ni Alejandro ni yo suframos NINGÚN tipo de daño. Confío ciegamente en mi Doctor, y si considera en el último momento que debe ser cesárea ¡qe la haga! Si considera que necesita hacer cualquier cosa que se salga de mi plan de parto porque yo o el bebé corremos peligro; ¡que lo haga! Lo más importante para mi: ¡nuestra seguridad!

Este es mi plan básico para el part, pero hay muchas más cosas que podéis elegir. En vuestras cartillas de embarazo lo tenéis más que especificado. Además en este enlace del Ministerio de Salud tenéis todas las opciones y los detalles para elegir todos los puntos desde el momento en que os ponéis de parto hasta la salida del hospital.

Mi idea, por supuesto, es darle el pecho, pero eso ¡ya es otro cantar… y otro post!

Y vosotras, ¿Cómo queréis que sea vuestro parto?

 

You may also like

7 Comentarios

Icíar 20 abril, 2017 - 20:22

Minparto se desarrolló de noche y al ponerme la epidural incluso dormí un rato siguiendo consejo de la matrona (aunque estaba tan nerviosa que me costó). Es cierto que así llegue descansada y con fuerzas al expulsivo y que al nacer el bebé estaba llena de energía para atenderle y disfrutar de ese momentazo. Ojalá tengas suerte y todo vaya como deseas!!!

Reply
Mafalfa 21 abril, 2017 - 01:14

Mi parto fue vaginal también, con epidural y me realizaron la episiotomia, pues mi bebé fue grande 4 kilos y 53 cm… Claramente lo necesitaba! Jejeje entre a urgencia con 2 cm de dilatación jajajaja no aguantaba nada las contracciones y lloraba por la anestesia y que me sacarán luego a mi bebé. Mi mamá me acompañó en todo momento y yo lloraba como una bebé por los dolores de parto… Hasta que llegó la anestesia y fue un lapsus como surrealista… No sentía ya dolores y me inyectaron oxitocina… Y me dieron solo helado de piña para comer… 10 horas después nació mi bebé… Rapidísimo en 30 min entre y salí de pabellón, en 3 pujadas salió mi hija… Claro hice yoga prenatal todo mi embarazo y ya estaba preparada para pujar y respirar como corresponde… Por una descoordinación de tiempo, mi hermana de 19 años entró al parto jajajaja pobre quedó en shock… Pero siempre independiente deos deseos que una tenga, es que ese día todo salga bien para la mamá y el bebé… Una enfermera me dijo una inicia el trabajo de parto pero no sabe cómo termina… Así que ánimo… Respirar, respirar y respirar.
Besos Elena desde Chile

Reply
Mami treintañera 21 abril, 2017 - 05:59

Obviamente es TU plan de parto y TU decisión, pero yo te sugiero que leyeses algún artículo sobre la oxitocina…
Por otro lado, con episiotomia es más fácil que haya desgarro. Cuando vas a romper una tela lo primero que haces es un corte y luego tiras, no? Pues con nuestros bajos es algo parecido.
Pero bueno, yo esque tengo muvo trayecto en metro al trabajo y estoy demorando libros sobre embarazo.
Un abrazo fuerte y ánimo para estas últimas semanas

Reply
Elena 22 abril, 2017 - 06:16

Disculpa pero tenía entendido que en el Nos d’octubre no aceptaban plan de parto. Yo también daré a luz allí. Un saludo

Reply
Mama Soltera 22 abril, 2017 - 14:41

Hola Elena! Yo lo he hablado con mi Dr. El Dr. Blanes, no lo llevo al Hospital

Reply
Paula 22 abril, 2017 - 09:21

Es genial que lo lleves todo tan claro y preparado! Yo también hice el mío, pero finalmente, por la seguridad de mi niño hubo que dejar de lado lo que me hubiera gustado. Como has dicho, la seguridad de ambos es lo primero 🙂

Reply
Ana 22 abril, 2017 - 22:45

Buenas noches, princesa!! Lo importante es que tú y el bebé, como bien dices esteis bien. No sabía que hubiese plan de parto en los hospitales públicos, suponía que en los privados sí, pero creo que lo de que lo haya en los públicos no lo saben muchas mamás. Es estupendo que lo hagas saber!!Ya te va quedando menos para ver la carita de Alejandro.
Yo te sigo por aquí, guapa!!Descansa todo lo que te permita el embarazo!!
Estamos en contacto, un besazo gordo,

Ana

Reply

Deja un comentario