¡Nuestro viaje a DisneyLand París!

por Mama Soltera

Siempre habría creído que viajar con un niño de 2 años a DisneyLand París sería tirar el dinero por ser demasiado pequeño.

Pero, ahora a nuestra vuelta, me he dado cuenta de que no sólo hicimos bien en ir. ¡Nos lo pasamos en grande! Alejandro estaba alucinado con todo. Gritaba y corría detrás de los personajes de Disney. Corría por el parque, se quería subir a todo.

Volamos con Air Europa, y la atención fue genial. Desde el primer momento me ofrecieron prioridad por viajar con un bebé. En el avión me dieron todas las comodidades y estuvieron especialmente atentos a todo lo que Alejandro necesitara. Por suerte, se quedó dormido nada más subir al avión (en mis brazos). El carro pude llevarlo hasta la misma puerta del avión, donde me lo recogieron para poder subirlo en cabina, además, esto no supone ningún gasto extra cuando compras el billete.

En Air Europa compré mi billete e indiqué que viajaba con un bebé. Facturé maleta aparte, pero me dejaron llevar, además, una maleta de mano para cabina, otra con las cosas del bebé y el carro. Todo sin pagar más. Un lujo vamos. Con otras compañías de bajo coste, todo esto lleva un sobrecargo, por lo que muchas veces, el billete del avión te sale más caro de lo que en un principio te parece.

¡Sinceramente os aseguro que es un viaje maravilloso!

Cuando llegué cometí el error de querer llegar lo antes posible desde el aeropuerto de París-Charles de Gaulle, hasta el parque de DisneyLand y cogí un taxi… 85 € para llegar. Eso sí, llegué en 20 minutos. Existen otras posibilidades, pero yo buscaba rapidez y comodidad, así que tuve que pagarlo. Con RER podéis llegar perfectamente, aunque el viaje son casi 1 hora y 40 minutos, pero merece la pena, viajáis por poco más de 1, 50 € y te deja en la misma puerta del parque. Tienes que hacer transbordo, pero si os manejáis un mínimo con el inglés, no os será problema entender cómo llegar.

Al llegar al parque tienes un servicio de guardarropa donde podéis dejar las maletas . Yo pasé antes por el hotel para poder dejarlas y no tener que estar cargada cuando quisiera irme del parque.

Nos alojamos en un hotel muy cercano al parque. Un apartahotel, a tan solo una parada en metro del parque. El ResidHome Val d’Europe, un apartahotel de 4 estrellas, que realmente me gustó mucho. La cama muy cómoda y el desyuno muy muy completo. Íbamos en pensión de Alojamiento y desayuno, ya que sabía que las comidas y las cenas las haríamos fuera.

Al llegar compré las entradas. Alejandro, al ser menor de 2 años, no pagó. Compré entradas para 3 días, así me salia más económico, aunque al final, decidí que el último día nos iríamos a visitar París, o al menos no podía irme sin ver la Torre Eiffel, así que perdí el última día de entrada, pero valió la pena.

Al tener una discapacidad del 36 % por mi narcolepsia (sí, tengo discapacidad ya que limita mi vida diaria), pude obtener la tarjeta verde (en las ventanillas correposndientes) para no tener que hacer colas en las atracciones y poder pasar antes. No me puedo permitir estar parada en un mismo lugar más de 30 minutos, sin hacer nada. Me dormiría, literalmente. Así que lo solicité y pudimos ver el parque en un sólo día. Además, tienes preferencia para todo los eventos, lugares especiales en las cabalgatas, prioridad en los restaurantes e incluso para hacerte fotos con los personajes.

Ese día comimos en el restaurante de Ratatouille. Allí los restaurantes son caros para la calidad que ofrecen, y la verdad, bastante lentos con el servicio de comidas. Pero también es cierto que es divertido comer con un ambiente “de cuento”.

Tienen menús para niños y adultos y la media suele ser de 40 € por persona, dependiendo del restaurante. Así que yo os diría que intentéis traer la comida de fuera si lo que queréis es ahorrar en comidas. Otra opción es comer en las hamburgueserías de la zona de Buzz LightYear, os saldrá algo más económico.

Finalmente estuvimos en el parque únicamente 2 días, porque pudimos ver y subir a todas las atracciones con cierta rapidez gracias a la tarjeta verde.

Personalmente me gustó mucho más el parque de “Studios” y sobre todo el musical que hacen repasando las películas más icónicas de Disney. ¡Es una pasada! Alejandro alucinó. Desde los personajes, pasando por los efectos especiales. Es un espectáculo que se repite 3 o 4 veces al día y os aseguro que merece la pena verlo.

Dura aproximadamente unos 40 minutos. Y, aunque está en francés e inglés, merece la pena.

Únicamente me subí a una atracción “para mayores” soy muy cagueta para todas esas cosas y siempre he pensado que para sufrir no voy a los sitios. Prefiero disfrutar desde abajo y en otro tipo de atracciones y espectáculos. Pero cometí el “error” de hacerme la valiente y subir en la atracción de Nemo… ¡Ay Dios! ¿Quién me mandaría a mi? 😀

Cuando bajé quería besar el suelo… jajaja

Yo os recomiendo que para ver a los personajes reservéis hora, porque si no, os tocará hacer colas kilométricas. Y por supuesto, que hagáis un esfuerzo y en las atracciones que lo permita, escojáis los pases “Fast” porque, si en febrero hay colas de 120 minutos, no me quiero imaginar en los meses a partir de abril…

Para las cabalgatas… no es necesario que estéis esperando durante horas, creo que hay espacio suficiente para verlo bien si llegáis con al menos media hora de antelación.

El último día lo pasamos en Paris, también desde el hotel, fue muy sencillo llegar, y aunque tuvimos que hacer un transbordo, las indicaciones son bastante sencillas.

SI queréis ver el Louvre, necesitareis al menos 3 días para verlo con tranquilidad. Yo lo vi en una mañana, y eligiendo sólo las obras que más me interesaban, aún así me faltó muchísimo tiempo.

Por la tarde, y después de comer en una pizzería cerca del museo, me acerqué a ver la Torre Eiffel. Y digo me acerqué porque no tuve tiempo de subir, pero como os dije, lo dejo pendiente para mi próximo viaje a París. Y estoy segura de que serán muchos más días que este último viaje.

Me quedé con las ganas de callejear, de encontrar restaurantes típicos y de ver decenas de monumentos.

¡París, pronto volveremos!

1 Comentario

Noelia 11 septiembre, 2019 - 21:03

Hola!!! Me ha encantado tu experiencia.
Yo soy madre soltera y planeo viajar pronto a Disney con mi niño que va a cumplir 4 añitos.
Gracias por los consejos; y si decides volver pronto y quieres compañia…quien sabe!!!!

Reply

Deja un comentario